16 nov. 2009

★ Contra la cumbre COP15 en Copenhagen en diciembre de 2009, Dinamarca




Convocatoria internacional de Acción Climática
La catástrofe es real y el cambio climático es uno de sus varios síntomas. El eslogan inevitable de la COP 15,“evitar la crisis climática mundial”, es una elaborada patraña para disimular el verdadero propósito de la COP 15; o sea, restaurar la legitimidad del capitalismo global mediante la inauguración del capitalismo “verde”.Se empleará una nueva retórica para “evitar el cambio climático” para justificar su represión, sus fronteras fortificadas, sus guerras coloniales por los recursos naturales. Vestir al Emperador con ropa nueva. Nuestra respuesta a esta mentira sorprendente es un NO firme y absoluto a su sistema.
Se hace necesario modificar mucho más que nuestros hábitos en tiempo de ocio, para poder sostener al mundo en la época que se avecina. Sería muy tonto depositar nuestras esperanzas justamente en quienes continúan aniquilando al planeta por dinero.En Copenhagen, ellos demostrarán la forma adecuada de crear un mercado, que transforma la biosfera en mercadería y, de esa manera, en contaminación; que desplaza a millones de personas de su tierra para sacar rédito de la destrucción de lo que queda en nuestro planeta. Ni los gobiernos, ni las corporaciones sacrificarán su crecimiento para reducir las emisiones de carbono; sólo lo harán para crear un nuevo régimen autoritario en su propio beneficio.
La retórica acerca de la “crisis climática” y de la “crisis financiera” es una cínica maniobra de los consejeros de estado para negar la crisis general de la autodenominada civilización. La COP 15 solo intentará ocultar la guerra que el capitalismo está evaluando contra toda forma de vida en el planeta. Una guerra que afecta a la totalidad, incluyendo océanos y atmósfera.En el fragor de la guerra, no hay tiempo para hablar de manejo, ni de “soluciones técnicas”. No se puede luchar en una guerra, de la que se alega que no existe tal guerra, enceguecidos por la represión, y transformados en cómplices al aceptar la falsa promesa de tranquilidad pequeño-burguesa. En cambio, nosotros reconocemos al enemigo. Fijamos una posición. Luchar!
Sólo librándonos nosotros mismos de quienes alegan representarnos y derrotando la ideología del crecimiento económico sinfín, de la producción industrial y del consumo podremos asumir el control de nuestras vidas y del planeta.Es hora de declarar: atacaremos minuciosamente las estructuras que apoyen a la COP 15: irrumpiremos dentro de las filas de su policía; rechazaremos negociar con los gobiernos belicistas y los medios de comunicación que les son funcionales; nos negaremos a acompañar a las ONG vendidas y a todos los dirigentes de la protesta; rechazaremos a todos los gobiernos y a la forma de tomar las decisiones de gobierno, y no sólo para deslegitimar a los actuales.Es hora de decir porqué pensamos que es necesaria la insurrección, para empezar a cambiar realmente aquello por lo que estamos tan desesperados. Mediante la acción conjunta, en oposición fundamental contra quienes detentan el poder, obtendremos una primera visión global tanto acerca de la riqueza cuanto de las oportunidades posibles, cuando las ideas, experiencias y conceptos son compartidos por personas de todas partes del mundo.
¡A las brigadas internacionales!
¡Es Guerra Social no caos climático!
Más info: http://nevertrustacop.org/
Enviado por Agencia de Noticias Anarquistas – ANA.