28 dic. 2009

DESDE AUSTRALIA a SALAMANCA



Son este tipo de señales con esas pedazo multas, las que dan miedo al escalador especializado en valling (de valla). Más incluso que la caída sobre el agua, la cortante piedra o el asfalto de muerte. Aún así, todavía hay osados escaladores dispuestos a saltarse las ordenanzas antisociales de muchas de nuestras ciudades; repartiendo panfletos, pegando carteles, manifestándose, sentándose en los parques y cualquier acción entendida por las fuerzas del orden como anti-higiénicas, alborotadoras o quebrantadoras de la paz social (la cual nunca existió; pues allá donde haya desigualdad, habrá conflicto).
Y que se nos oiga que decimos no a la ordenanza represiva del ayuntamiento.