1 sept. 2010

Midi D'osseau







Emblemática cima. Sin palabras para su escalada.


Hoy ha sido la vía normal, la más sencilla; mañana ya veremos.










En esta historia todo parecía bonito hasta toparnos con el magnífico guía francés en el tercer rapel. Esta persona llevaba a un grupo de unos 12 montañeros con sus 50 y tantos o más. Pero para ellos tan sólo tenemos palabras de admiración, ya que tiene mucho mérito subir aquella mole de piedra con esas edades.

Todo comenzo cuando bajábamos y en la segunda chimenea, un chico, de un grupo de 3 que iba delante nuestro; tiró sin querer una piedra que salió dirigida. Eso sí, lejos de donde se encontraba los franceses bajando con una cuerda anudada de apoyo. Ante lo que el guía exclamo con su acento esperar, esperar. Pero como había dos líneas de rápeles el grupo de delante y nosotrxs bajamos por el descuelgue de la derecha (con peor estado) compartiendo la cuerda (bonito gesto montañero). Mientras otros 2 escaladores franceses (majetes) con los que habíamos coincidido en el descenso bajaron destrepando el III+ por donde bajaba el grupo del guía (se pudieron entender). Así que, adelantamos al grupo de excursionistas. Y entonces mientras rapelábamos la última chimenea nosotrxs y una pareja de vascos por el otro descuelgue; apareció poniéndose en medio (literal porque destrepo colocando la cuerda anudada para sus clientes), molestando y no dejando rapelar a nadie a gusto. Él mismo que decía esperar, esperar. No sabemos si tenía mucha prisa o quería un accidente.

La montaña no está libre de ...